Amigo Moody? Cómo llevarse bien cuando no quiere deshacerse de ellos

amigo malhumorado

¿Estás teniendo dificultades para lidiar con un amigo malhumorado? Aquí hay algo en lo que debes pensar si quieres darle a tu amistad una oportunidad real.

Tener un amigo de mal humor puede ser todo un desafío. Por un lado, necesitará paciencia adicional para manejar los cambios de humor impredecibles que pueden arruinar fácilmente un ambiente alegre. Para preservar su relación con ellos, tendrá que aprender a tratar con un amigo malhumorado.



En situaciones normales, las personas de mal humor tienden a ser evitadas por otros porque nadie sabe cuándo podría disparar su emocional ruleta rusa.

Este cambio constante entre estados de ánimo puede resultar estresante para cualquiera y preferirían encontrar a otra persona con quien pasar el rato en lugar de lidiar con todo el drama que sigue.

[Leer: Cómo saber si un amigo es tóxico y trae infelicidad a tu vida]



Cómo manejar a un amigo malhumorado sin perder la cabeza

Con amigos, es una historia diferente. Necesitamos hacer un esfuerzo adicional para entender sus cambios de humor como muestra de apoyo. Al conocer las diversas formas de lidiar y abordar los cambios de humor de un amigo, las personas pueden mejorar su amistad e incluso ayudarlos a manejarla.

# 1 Mantenga la calma y continúe. Cuando un amigo de mal humor tiene cambios constantes en sus estados emocionales, a veces puede desencadenar una reacción negativa que puede oscilar entre molestia, ira o frustración. Dejar que estos se apoderen de ti no te ayudará ni a ti ni a tu amigo ya agitado, por lo que es importante practicar siempre la calma cuando tu amigo sufre cambios de humor para poder manejar la situación de manera eficaz.



# 2 No tome sus cambios repentinos de humor como algo personal. Los cambios de humor de un amigo no deben tomarse como algo personal. Por un lado, te ayudará a mantener la calma para abordar su comportamiento de manera efectiva más adelante y, lo que es más importante, es probable que el mal humor de tu amigo no sea causado por algo que hiciste.

Tenga en cuenta que las personas de mal humor a veces no comprenden sus propios sentimientos, por lo que es mejor no tomarlo en su contra. [Leer: ¿Por qué las chicas están tan malhumoradas? Las verdaderas razones por las que se comportan de esta manera]

# 3 Aprenda a leer entre estados de ánimo. Los cambios de humor de un amigo suelen tener desencadenantes específicos que eventualmente reconocerás cuanto más tiempo pases con ellos.

Reconocer cuáles son estos factores desencadenantes te permitirá saber cuándo darle a tu amigo un poco de espacio para procesar sus emociones, así como brindarte experiencia de entrenamiento para calmar a tu amigo en caso de que la situación se salga de control.

# 4 Pregunte qué está mal en lugar de decirles. El acto de preguntar es un gesto que siempre está relacionado con la empatía. Si le preguntas a un amigo "¿qué pasa?" exuda una imagen de preocupación y comprensión en comparación con decirles una declaración insensible como "lo que está sintiendo o haciendo está mal". Hacer esto último invalida sus sentimientos y hace que sea menos probable que se abran y escuchen lo que usted pueda tener que decirles más adelante. [Leer: Cómo hacer feliz a alguien y ayudarlo a recuperar su chispa de felicidad]



# 5 Aprenda cuándo darle algo de espacio a su amigo. Algunos estados de ánimo, especialmente los agresivos y violentos, es mejor que se les dé algo de tiempo para disiparlos en lugar de intentar sacarlos del sistema de tu amigo mientras están en el momento.

Además del riesgo de conflicto por seguir tratando de hablar con ellos mientras están en esos estados de ánimo, las personas necesitarán un período de calma después de un cambio de humor para ser receptivos a una conversación razonada. [Leer: Cómo saber cuándo darle a tu amigo el espacio que quiere]

# 6 Dale a tu amigo un cambio de escenario. Un ataque de tristeza o mal humor puede desaparecer con algo tan simple como una caminata rápida y una conversación o con algo un poco más aventurero, como un viaje por carretera durante la noche a un lugar que nunca antes ha visitado.

Cambiar el escenario te permite secuestrar las emociones asociadas con sus cambios de humor. Al llevar a su amigo a un entorno diferente, el cambio de escenario equilibraría su estado de ánimo actual y lo pondría en un estado de calma.



# 7 Desenganche si es necesario, pero asegúrese de extender la mano después. Hay ciertos estados de ánimo que no son fáciles de soportar, incluso si la persona es tu mejor amigo. En estos casos, está bien alejarse, desconectarse y dejar que su amigo siga adelante con sus cambios de humor.

Sin embargo, siempre asegúrese de volver a acercarse después del período de enfriamiento. De esta manera, tu amigo sentirá que hay alguien que se esfuerza por comprender y ver más allá de su mal humor. [Leer: ¿Deberías compensar en exceso a tus amigos inconstantes o echarlos?]

# 8 Tenga una conversación seria para ayudarles a darles una perspectiva sobre sus emociones. Hablar es una herramienta simple pero poderosa que puede ayudar a su amigo a entender sus emociones. Empiece por ver a su amigo malhumorado de buen humor, lo que facilitará un ambiente relajado en el que pueda tener una conversación madura.

Hágales preguntas en un tono tranquilo y amigable y déjeles sentir que usted quiere entender por lo que están pasando sin juzgarlos. A partir de ahí, habla menos y empieza a escuchar más. Se sorprenderá de cómo su amigo malhumorado se abrirá a usted y cómo apreciará el gesto de preocupación genuina.

# 9 Confrontelos solos y no con un grupo. Sin duda, una persona de mal humor será infame entre un grupo de amigos y es muy probable que sea el tema habitual de conversación. Incluso si su grupo de amigos comparte el mismo sentimiento hacia ese amigo temperamental, es posible que desee tener cuidado con la idea de hablar con la persona en grupo.

Hacer esto dará la impresión de que está componiendo a la persona y la pondrá en un aprieto. Al abordar estos asuntos delicados, es mejor hablar a solas con su amigo malhumorado como señal de respeto y consideración. [Leer: Cómo conseguir que alguien se abra para que ustedes dos puedan realmente conectarse]

# 10 Ofrézcase para mantenerlos bajo control. Si es del tipo que no puede regular eficazmente sus emociones, usted, como amigo, puede ofrecer sus servicios manteniéndolos bajo control una vez que comience a reconocer que están sufriendo cambios de humor.

Simplemente puede decirles que están "comenzando a reaccionar de forma exagerada" o recordarles un cambio de humor anterior del que ya ha hablado y con el que ha llegado a un acuerdo. Con sus ruedas de entrenamiento, su amigo temperamental podría aprender a procesar sus sentimientos de manera efectiva antes de que se salga de su control.

# 11 Sea franco y honesto con ellos. No todas las personas están dotadas de la paciencia, el tacto y la comprensión para poder seguir siendo amigos de una persona de mal humor. Si este es el caso, es mejor ser directo y honesto con tu amigo sobre la cantidad de mal humor que puedes manejar y dónde trazas tus límites.

Puede decirles que es posible que necesite cierta distancia si las cosas se calientan demasiado o son demasiado pesadas para que las maneje y habrá ocasiones en las que también puede sentirse desencadenado. De esta manera, estableces expectativas y les muestras las consecuencias de su comportamiento en tu amistad. [Leer: Cómo reconocer a las personas emocionalmente inestables y evitar el drama en tu vida]

# 12 Reconozca y desconfíe de los signos de manipulación. Hay algunas personas que utilizan el mal humor como una forma de manipular a las personas que les rodean. Un repentino estallido de ira puede permitirles intimidar a otra persona para obtener lo que quieren, mientras que también pueden fingir una depresión extrema para ganarse la simpatía de los espectadores.

Si bien queremos extender más simpatía y comprensión a un amigo malhumorado, también es esencial no caer presa de tales comportamientos manipuladores.

# 13 Abre la idea de ayuda profesional. Si los constantes cambios de humor de tu amigo están en un nivel en el que interfieren o obstaculizan su vida personal, profesional y social, podría ser el momento de abrir la idea de la ayuda profesional. Puede ser un buen oyente, pero los profesionales capacitados, como consejeros y terapeutas, están bien equipados con habilidades que pueden brindar soluciones concretas y duraderas para su amigo temperamental.

Tenga en cuenta que algunas personas pueden no ser fácilmente receptivas a la idea al principio, pero con más apoyo para encontrar recursos profesionales para ellas o acompañarlas en su primera sesión, podrían estar más de acuerdo con la idea de buscar ayuda profesional. [Leer: Qué hacer cuando está emocionalmente agotado y ya no puede lidiar más]

# 14 Si se pierde toda la esperanza, sería mejor separarse. Al final, hay mucho que un buen amigo puede ofrecer. No puede arriesgarse a cargar con todo el estrés de tener que limpiar después del desorden emocional de su amigo si los intentos continuos y variados de abordar el problema no producen resultados significativos.

En tales situaciones, es mejor saber cuándo dejar de intentar ayudar a un amigo así si no se esfuerza por ayudarse a sí mismo. [Leer: 15 señales claras de un mal amigo al que estar atento]

# 15 Al final, tu propio bienestar debe ser lo primero. Después de todo, tú también tienes necesidades. Si está sacrificando su propio bienestar personal para tratar de ayudar a un amigo que ni siquiera está interesado en cambiar, es mejor dejar ir a ese amigo. Al igual que lo que dicen en las demostraciones de seguridad de los aviones, sírvase usted mismo primero antes de intentar ayudar a los demás.

En situaciones normales, la gente tiende a evitar a las personas de mal humor porque es bastante difícil tratar con ellas. Sin embargo, con los amigos, de alguna manera les debemos tratar de hacer un esfuerzo adicional para comprender y mantenerse al día con su lío de emociones.

[Leer: Cómo saber si un amigo te está usando y agotando tu felicidad]

Seguir siendo amigo de una persona de mal humor requiere un conjunto especial de habilidades que te permitan abordar su comportamiento de una manera que no afecte tu relación, pero si tu amigo de mal humor te está haciendo la vida imposible, quizás sea hora de dejarlo ir. .

¿Le gustó lo que acaba de leer? Dale me gusta y te lo prometemos, seremos tu amuleto de la suerte para una hermosa vida amorosa.

Paul timothy mangay

Paul, alias Morty, es un habitante de cubículos que golpea el teclado con base en Manila, donde ocasionalmente trabaja como escritor para cualquiera que necesite su mediocre palabra-strin ...
Sigue a Paul en

DISCUSIÓN