Cómo no ser un empujón: lo que te convierte en uno y formas de tomar una posición

Cómo no ser un empujón

Ser empujado es una de las peores formas de atravesar tu vida. Aprenda a no ser un presa fácil y encuentre el corazón para tomar una posición por sí mismo.

Ser una presa fácil tendrá graves consecuencias en la carrera, la relación romántica y la vida social de alguien. Por mucho que tratemos de ser amables, siempre habrá personas que se aprovecharán de los demás para conseguir lo que quieren. Para evitar convertirse en una víctima de estos tipos, es importante saber cómo no ser un presa fácil y cuándo tomar una posición por sí mismo.



Sin embargo, es importante tener en cuenta que enfrentarse a alguien no es lo mismo que ser agresivo o confrontativo. Tratar eficazmente con personas autoritarias requiere conocer los hábitos habituales que te hacen presa fácil, evitar esos hábitos y aprender la forma correcta de tratar con las personas que se aprovechan de la bondad de los demás.

Si se hace de la manera correcta, cualquiera puede dejar de ser un presa fácil y, al mismo tiempo, ganarse el respeto y la cooperación de la otra persona. [Leer: 16 señales discretas de que los demás te dan por sentado porque eres un presa fácil]

¿Cuáles son los hábitos comunes de los pusilánimes?



Antes de que intentemos entender cómo no ser un presa fácil, es importante reflexionar sobre sí mismo y ver los hábitos comunes que podrían estar causando que se sienta emocionalmente débil y se comporte como un presa fácil. Estos son los rasgos más comunes de los pusilánimes, independientemente de las circunstancias.

# 1 Tienen poca confianza y autoestima. Las personas con poca confianza y autoestima son más propensas a convertirse en presas fácil. Debido a su incapacidad para afirmar lo que quieren y su debilidad autopercibida, son fácilmente influenciados e intimidados por otras personas que tienen personalidades más fuertes que ellos.

# 2 Son personas patológicas que complacen a las personas. En el otro lado del espectro del pusilánime, tenemos personas que valoran mucho complacer a los demás, incluso si es por su propia cuenta. A estas personas les resulta difícil decir que no, independientemente de si se sienten visiblemente incómodas con lo que se les pide. Para ellos, la única forma de obtener la aprobación de las personas que los rodean es hacer lo que los demás quieren. [Leer: 20 señales de que le gusta agradar a la gente y no se da cuenta]



# 3 Le dan demasiado valor a lo que la gente piensa de ellos. Otros se vuelven pusilánimes porque están muy preocupados por lo que la gente piensa de ellos. Al igual que en el artículo anterior, estas personas piensan que los demás los verán negativamente si objetan o no están de acuerdo con las ideas de otras personas, por lo que se dejan dar órdenes. Con este estado de ánimo, se convierten en presa fácil solo para proteger la imagen que otras personas tienen de ellos.

# 4 Son tímidos y evitan la confrontación. Algunas personas tienen tanto miedo a la confrontación que permitirán que las personas las empujen en lugar de defenderse. Para ellos, hacer lo que quieren otras personas es la manera más fácil que decir que no o estar en desacuerdo con esas personas. [Leer: Cómo decir que no, dejar de complacer a la gente y sentirse increíble en su lugar]

Cómo no ser un presa fácil y encontrar un terreno sólido en el que pararse

# 1 Piensa: la vida es mejor cuando no eres fácil de convencer. El camino hacia la autoafirmación positiva no es fácil, especialmente si posee uno de los hábitos de presa fácil antes mencionados. Se necesita una combinación de fuerza de voluntad, práctica y un poco de prueba y error antes de que uno pueda dejar de ser un presa fácil.

Una cosa es segura: ser un pusilánime pesará tu vida y aprender a no ser un presa fácil tiene una gran cantidad de beneficios en tu vida romántica, social y profesional.



# 2 Piense: priorice lo que es mejor para usted. Tu bienestar y felicidad deben ser lo primero. Estos son más importantes que lo que la gente piensa de ti y si lo que quieres les agradará o no. Tenga siempre en cuenta que, al final, no le debe nada a nadie y su placer no debe ser a expensas del suyo. [Leer: Cómo reconocer el síndrome del mártir y detener el martirio autoinfligido]

# 3 Sí: aprende y practica cómo decir no. Mantenlo simple. Si se le pide que haga algo con lo que no se siente cómodo y es algo con lo que no está obligado a hacer en primer lugar, diga que no y aléjese. No tienes que darte explicaciones. Simplemente hazlo.

# 4: Evite a las personas que lo empujan. En situaciones en las que tiene que interactuar regularmente con las personas que lo empujan, puede mantener las cosas simples y cómodas dejando de interactuar con ellas en lugar de confrontarlas.

Puede permanecer fuera de su espacio social, dejar de hablar con ellos y tratarlos como si no existieran. Ostracizar a esas personas no solo disminuirá el impacto negativo que tienen sobre ti, sino que también les hará saber que están siendo autoritarios.



# 5 Piense: conozca los tipos que empujarán a las personas. Básicamente, hay dos tipos. Primero está el agresor franco cuyo método preferido es dominarlo agresivamente mediante la intimidación. Este tipo generalmente se trata de la misma manera para demostrar su influencia. El siguiente tipo es el manipulador que se hará pasar por su amigo para exprimirle muchos favores. Por lo general, se trata a estas personas llamándolas y exponiéndolas. [Leer: 16 señales para saber si alguien te está usando y formas de detenerlo]

# 6 Hacer: Comunicarse de una manera clara y directa para expresar lo que quiere. Hay momentos en que las personas son presionadas porque no pueden comunicar sus pensamientos con claridad, lo que hace que los demás piensen que no tienen objeciones a lo que se les pide. Al aprender a comunicarse de manera eficaz, una persona puede expresar sus pensamientos de manera diplomática, haciendo que la otra persona comprenda su situación.

# 7 Piensa: otros te presionarán solo si los dejas. Lamentablemente, estamos rodeados de personas oportunistas que incluso harán todo lo posible para hacerse pasar por sus amigos. Como dice la sabiduría convencional, las personas serán fáciles de convencer solo si dejan que otros las empujen.

Es por eso que la gente necesita aprender a trazar la línea en un punto determinado y tomar una posición. Si desde el principio, insiste en que eres alguien con quien no se debe molestar, ellos darán un paso atrás y te tratarán de una mejor manera. [Leer: Cómo dejar de ser una persona "agradable" y pasar de ser fácil a triunfador]

8. Hacer: dejar de disculparse cuando no sea necesario. Disculparse demasiado es un signo de debilidad y complacencia que los demás notarán fácilmente convirtiéndote en un objetivo de los acosadores. Si siempre se disculpa, incluso si no tiene la culpa, o se disculpa por exigir cosas que se merece, es probable que otras personas lo presionen.

# 9 Hacer: apuntar a un compromiso cuando no esté de acuerdo. Cuando se encuentre en una situación en la que haya un choque de ideas o deseos, procure sugerir un compromiso que de alguna manera sea aceptable para ambas partes.

Al adoptar una base moral más elevada, demuestras una fuerza de voluntad que seguramente te hará ganar el respeto incluso de aquellos que no estén de acuerdo contigo. Nunca ceda y se conforme con menos durante un conflicto.

# 10 Piensa: siempre desafía la idea de que los demás son superiores a ti. Existe un fenómeno psicológico llamado síndrome del impostor en el que las personas menosprecian su propio valor y logros en comparación con los demás, incluso si sus propios logros son encomiables en realidad. [Leer: Síndrome del impostor: 20 señales y formas de dejar de sentirse falso]

Este tipo de pensamiento hace que sea menos probable que se reafirme, lo que resultaría en ser empujado por otros. Recuerde siempre que ninguna otra persona es completamente superior a los demás y es posible que esté minimizando su propio valor debido a la falta de confianza.

Aprender a no ser un presa fácil mejorará la calidad de la vida romántica, social y profesional de una persona. Al desarrollar su confianza, conocer su autoestima y aprender a comunicar sus pensamientos incluso durante un conflicto con otros, le permitirá afirmarse mejor en cualquier situación.

[Leer: 20 trucos de vida que pueden ayudarte a sentirte sumamente seguro]

Una vez que aprenda los pequeños detalles que juegan un papel en socavar su confianza, siga estos pasos para comprender cómo no ser un presa fácil y ganarse el respeto de las personas que lo rodean.

¿Le gustó lo que acaba de leer? Dale me gusta y te lo prometemos, seremos tu amuleto de la suerte para una hermosa vida amorosa.

Paul timothy mangay

Paul, alias Morty, es un habitante de cubículos que golpea el teclado con base en Manila, donde ocasionalmente trabaja como escritor para cualquiera que necesite su mediocre palabra-strin ...
Sigue a Paul en

DISCUSIÓN