Salir con una persona muy sensible: 20 cosas que no puedes ignorar

Persona muy sensible

Ser una persona muy sensible no es una debilidad ni una maldición, y al salir con una de estas almas cariñosas, es importante tener en cuenta estos consejos.

La persona altamente sensible es uno de los amantes más apasionados y cariñosos del mundo. Como están tan en sintonía con los demás y son profundamente empáticos, siempre tratan a sus seres queridos con respeto y devoción.



Una persona muy sensible tiene dificultades para funcionar en un mundo que se siente increíblemente abrumador. A veces se sienten incomprendidos. Todo lo que realmente quieren en una relación amorosa es encontrar a alguien que comprenda y respete su sensibilidad.

Salir con una persona muy sensible: 20 cosas que no puedes ignorar

Algunas personas tienen la idea errónea de que "muy sensible" significa débil. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Estas personas se enfrentan diariamente a un aluvión de estímulos que otros simplemente no enfrentan. Puede ser increíblemente agotador y abrumador en un día cualquiera.



Salir con una persona muy sensible es tanto una montaña rusa como una aventura maravillosa, dependiendo de cómo se mire. Si cuidas y entiendes a tu pareja altamente sensible, te recompensarán con amor apasionado y lealtad feroz.

Cuando salga con una persona muy sensible, tenga en cuenta lo siguiente.

# 1 Se sienten constantemente. Una persona muy sensible no está equipada con un interruptor de encendido / apagado para sus sentimientos. Constantemente sienten, y con mayor frecuencia, sienten lo que sienten los demás.



Imagínese captar las señales del estado de ánimo de los demás dependiendo de con quién esté en contacto en un día determinado. Eso es lo que experimenta una persona muy sensible todo el tiempo. [Leer: Cómo no tener emociones: formas de dejar de ser absorbido]

# 2 Pueden estar de mal humor. Dado que las personas muy sensibles se ven tan afectadas por las emociones y el estado de ánimo de los demás, pueden ser propensas a sufrir cambios de humor. No es raro que se despierten de buen humor, solo para visitar a un padre negativo o lidiar con un cajero grosero, y volver a casa sintiéndose enojados o deprimidos.

Es mejor entender que, por lo general, no eres tú quien los hizo sentir de esta manera, sino otros en su entorno diario.

# 3 Pueden ser indecisos. Una persona muy sensible sopesa el riesgo frente a la recompensa y contempla todas las posibles consecuencias de una acción antes de tomar cualquier decisión. Esto parece vago o indeciso. En realidad, solo tienen mentes más analíticas y son increíblemente duros consigo mismos cuando toman una mala decisión.

Por lo tanto, por lo general no les gusta que los apresuren o los presionen para que hagan algo hasta que lo hayan pensado completamente. [Leer: Estabilidad emocional: 12 factores misteriosos que juegan un papel importante]



# 4 Tienen reacciones emocionales a la vida. Dado que las personas altamente sensibles sienten las cosas tan profundamente todo el tiempo, ven el mundo a través de la lente de sus emociones. Si bien su mente es profundamente lógica y analítica, cuando se trata de asuntos personales, reaccionan primero con sus emociones y luego piensan en ello.

# 5 Son más propensos a sacar el agua. Tener reacciones emocionales a la vida también significa que a las personas sensibles les resulta difícil mantener una cara de póquer cuando están heridas o estresadas. El llanto a menudo puede ser una liberación natural de las emociones reprimidas. No están siendo dramáticos para llamar la atención o la simpatía, simplemente no pueden evitar llorar para sentirse mejor. [Leer: 14 maneras de dejar de llorar]

# 6 Pueden tener problemas de depresión o ansiedad. Dado que estas personas se ven arrastradas constantemente por los estados de ánimo y sentimientos de los demás, pueden ser propensas a la depresión o la ansiedad.

Imagínese nunca saber si está realmente triste o si está captando la tristeza de un amigo o familiar solitario. La avalancha de sentimientos constantes que enfrentan todos los días los hace ansiosos y temerosos de salir de casa, por temor a captar estas emociones abrumadoras.



# 7 Pueden ser duros consigo mismos. Las personas muy sensibles pueden ser increíblemente duras consigo mismas cuando cometen errores o toman decisiones equivocadas. A pesar de que perdonan y simpatizan con las faltas hacia los demás, son su mayor crítico y buscan la perfección en todo lo que hacen.

# 8 La gente se siente atraída por ellos. No es raro que estas personas atraigan a todo tipo de extraños que parecen querer desahogar sus problemas u obtener consejos. Las personas muy sensibles tienen un aura de compasión y comprensión, y eso hace que otros quieran rodearlas. [Leer: 12 formas de evitar que las personas negativas agoten tu energía]

# 9 Están en sintonía con su entorno. Estas personas son enloquecedoramente observadoras. Ellos notan los pequeños detalles en todas partes, de una manera que otros no lo hacen. Son muy conscientes de lo que sucede a su alrededor, incluidas las expresiones faciales y el lenguaje corporal de otras personas, y generalmente sienten cuando alguien en la habitación está enojado, solo o molesto.

# 10 Son grandes oyentes. Las personas altamente sensibles son imanes de personas porque dominan el arte de escuchar. Saben cómo hacer que cualquiera se sienta escuchado y, por lo tanto, la gente les abre el corazón. [Leer: 10 formas de escuchar mejor en tu relación]

# 11 Se ponen en tu lugar. Una persona muy sensible realmente entiende por lo que pasa, incluso si ellos mismos no están pasando por lo mismo. Nacen con una empatía innata y realmente sienten el dolor de los demás.

# 12 Dan buenos consejos. Las personas muy sensibles son consejeros naturales porque escuchan con atención y se identifican con su situación. No te dirán nada por el gusto de hacerlo, porque realmente quieren ayudar.

# 13 Están en sintonía con su propio cuerpo. Estas personas llevan consigo una gran cantidad de equipaje emocional adicional y también son físicamente sensibles a su entorno. Necesitan ejercicio, mucho descanso y una dieta saludable para sentirse equilibrados.

# 14 Se abruman fácilmente. A veces se siente como si el peso del mundo estuviera sobre sus hombros, lo que hace que las personas sensibles actúen o se retraigan para recuperar la claridad y la paz.

# 15 Necesitan períodos frecuentes de tiempo a solas. Dado que estas personas se abruman tan fácilmente por largos períodos de tiempo con otras personas, con frecuencia necesitan períodos de tiempo a solas. Para recargar las pilas y volver a la normalidad. Deles tiempo para procesar sus sentimientos y estarán muy agradecidos de tener un compañero tan comprensivo. [Leer: Salir con un introvertido: 15 adorables peculiaridades que los distinguen]

# 16 Tienen intuición natural. Las personas muy sensibles tienen una intuición natural. Saben si les agrada una persona de inmediato o si tienen un mal presentimiento sobre ella. También a veces evitan un mal escenario cuando su intuición se activa con una señal de advertencia.

# 17 Les duelen los problemas del mundo real. Estas personas se ven profundamente afectadas por las malas noticias, la negatividad y los problemas que afectan al mundo de hoy. Literalmente sienten el dolor y la angustia del mundo y no pueden soportar ver violencia o tortura en la televisión.

# 18 Atraído por las prácticas espirituales. Estas personas incursionan en todo tipo de prácticas espirituales. Pueden disfrutar aprendiendo sobre religiones populares, Wicca o chamanismo. Respetan todas las creencias espirituales y, por lo general, esperan que usted también respete su espiritualidad, ya que a veces puede ser una gran parte de su vida.

# 19 Aman profundamente. Las personas muy sensibles aman profunda y completamente. No son del tipo que engaña o lastima a alguien que ama, porque solo se lastimarían a sí mismos en la misma medida. Si eres amado por ellos, lo sabrás. [Leer: 12 signos reales de amor verdadero en una relación]

# 20 Perdonan pero no olvidan. Dado que las personas muy sensibles son tan sensibles y emocionales, cuando se lastiman, es probable que no lo olviden pronto. Son lo suficientemente amables como para perdonar a alguien, pero no se atreverán a volver a ponerse en la misma situación.

[Leer: 16 dulces formas de mostrar tu aprecio por alguien que amas]

Salir con una persona muy sensible puede ser una experiencia profundamente gratificante, si tienes estas cosas en cuenta. Estas personas son capaces de un amor profundo, pero se ponen del lado malo y es posible que nunca vuelvas a ver ese lado amoroso.

¿Le gustó lo que acaba de leer? Dale me gusta y te lo prometemos, seremos tu amuleto de la suerte para una hermosa vida amorosa.

Equipo foundrykc

Ligar. Molestar. Enamorarse. Su guía para mejorar el amor y las relaciones ...
Sigue al Team foundrykc en

DISCUSIÓN

Deja una respuesta