6 problemas comunes que enfrentan las parejas que viven juntas

problemas comunes de las parejas que viven juntas

Vivir con tu amada no siempre es todo diversión y juegos. Hay momentos en los que el asesinato puede cruzarse por tu mente. No se preocupe, no está solo en esto.



Han pasado cuatro años desde que me mudé con mi prometido y, para ser honesto, todavía tenemos la pelea ocasional sobre las cosas más aleatorias. Me he dado cuenta de que, aunque vivir con alguien tiene muchas ventajas, sin duda tiene sus desventajas.

Soy un fanático del control, mientras que mi pareja es relativamente tranquila. Él se niega a estresarse por las pequeñas cosas, mientras que yo tiendo a exagerar los problemas. La cantidad de dolor que le he hecho pasar durante los últimos años me ha hecho preguntarme por qué no ha subido y se ha ido todavía. En un momento, mi actitud incluso me hizo pensar si me estaba saboteando intencionalmente a mí mismo y a nuestra relación.

Después de un examen de conciencia y de hablar con numerosas parejas que vivían juntas, me di cuenta de que no tenía nada que ver con eso. De hecho, los problemas que enfrentamos mi prometido y yo son muy similares a los que enfrentan millones de parejas en todo el mundo que eligen la convivencia.



Las 6 M problemáticas que enfrentan las parejas

Todo se reduce a hacer espacio en tu vida para otra persona. Algunas personas se adaptan muy rápidamente mientras que otras, como yo, necesitan tiempo para adaptarse. Aquí están las 6 M que enfrentan las parejas que viven juntas.

# 1 Monotonía. Uno de los mayores problemas que enfrentan las parejas que viven juntas es caer en la trampa de la monotonía. Llevaba un estilo de vida muy diferente cuando estaba saliendo y tenía su propio lugar. La emoción de seleccionar un atuendo y prepararse para una cita, verse bien para su pareja, decidir si se queda a dormir y todas las otras cosas emocionantes de vivir solo se van cuando se mudan juntos.



Ahora, se trata de quién es el turno de comprar leche de soja, quién se olvidó de alimentar a los peces, quién tiene la responsabilidad de apagar las luces navideñas, etc. Muchas parejas se sienten demasiado cómodas y dejan que el romance se filtre fuera de su relación. Aunque no hay nada de malo en tener una rutina, trata de no dejar que se vuelva demasiado monótona. Dale sabor a las cosas con citas nocturnas, sorpresas, pequeños obsequios y dulces gestos. No hay ninguna razón por la que vivir juntos deba estropear lo que solían tener. [Leer: 25 dulces gestos para deshacerse de la monotonía]

# 2 Monogamia. Otro problema al que se enfrentan las parejas que viven juntas es el cansancio y el aburrimiento de la monogamia. Claro, incluso las parejas que no viven juntas participan en la monogamia, pero de alguna manera, la incapacidad de acceder a su libertad se amplifica aún más cuando su pareja vive con usted.

No hagas trampa solo para sentirte mejor. Esta es la peor forma posible de recuperar tu libertad. En su lugar, planifique una noche divertida para niños o niñas y disfrute de un poco de coqueteo inofensivo. Deléitese con el hecho de que no necesita acosar a un extraño al azar con alcohol y citas antes de poder meterse en sus pantalones. Tienes una pareja sexual perfectamente adorable esperándote en casa. [Leer: 10 pasos vitales para resistir la tentación en el amor]

# 3 Inconsciencia. Las parejas que viven juntas tienden a sufrir de inconsciencia de vez en cuando. No importa cuánto tiempo hayan estado viviendo juntos, hay momentos en que una o ambas partes olvidan que ya no operan como individuos, sino como un equipo. Es más sencillo trabajar hasta altas horas de la noche y no tener que llamar a su ser querido para decirle que no espere despierto. Es mucho más fácil planificar salidas nocturnas con tus amigos sin tener que consultar con la vieja bola y cadena.

Las parejas que viven juntas tienden a desconectarse del hecho de que ya no se trata solo de ellos, sino también de su cónyuge. No se puede negar que el resentimiento tiende a aparecer de vez en cuando, y no es de extrañar que la gente se asuste, haga las maletas y regrese al mundo de la soltería, porque no puede soportar ser parte integral de un equipo. [Leer: 10 pasos para reavivar la chispa en una relación]



Combata esto siendo más consciente de su entorno y de la presencia de alguien especial en su vida. No los des por sentado y agradece que te amen tanto que estén dispuestos a vivir contigo a pesar de tus defectos.

# 4 Intromisión. Cuando vives con alguien, es evidente que tienes voz y voto en casi todos los aspectos de su vida. Desde lo que tu pareja come en la cena hasta el tipo de detergente para la ropa que se usa para limpiar su ropa, pasando por cosas importantes como dónde vas a pasar la Navidad y dónde te ves en 10 años, tienes la oportunidad de dictar los términos, o por lo menos, tenga algo que decir.

Tener a alguien entrometiéndose en los asuntos de su vida es parte integral de una relación a largo plazo. No lo reproches a tu pareja por querer tener voz en tu vida. Tener a otra persona entrometiéndose en su vida puede que no sea lo mejor que haya tenido nunca, pero seguro que es mejor que tomar decisiones importantes solo. No lo veas como una intromisión. Mírelo como tener a alguien allí para asesorarlo y respaldarlo. [Leer: 10 pistas obvias que los chicos dan cuando quieren algo de espacio]

# 5 Caos. La mejor parte de vivir solo es vivir solo. No hay dos formas de hacerlo. Cuando vives solo, tienes un control total sobre tu entorno. Si quieres pintar tus paredes de verde vómito, deja tus calcetines por todos lados, nunca limpies tu baño ni invites a tus amigos todas las noches, es tu prerrogativa.



El caos se producirá inevitablemente una vez que haga espacio para otra persona en su hogar. Los desacuerdos surgirán, te guste o no. Por ejemplo, mi prometido movió algunos muebles sin consultarme primero y me volví loco. Le di un momento tan difícil que movió todo hacia atrás solo para callarme. En el momento en que movió todo hacia atrás, comencé a sentirme mal por ser una perra y terminé moviendo los muebles como a él le gustaba. ¡Habla de un enorme juego de sillas musicales!

Si eres un fanático del control, entonces vivir con otra persona sin duda provocará un caos, pero recuerda ser paciente y aprender a ver las cosas desde la perspectiva de tu pareja. Comprometerse con su ser querido es clave, si desea que su hogar sea armonioso. [Leer: 23 pros y contras de las discusiones de relación]

# 6 Mi tiempo. Uno de los mayores problemas que enfrentan las parejas que viven juntas tendría que ser la falta de “yo”. hora. A veces solo necesitas un tiempo para centrarte y es imposible hacerlo cuando tienes a alguien en tu espacio las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
¿Por qué no hacer un viaje en solitario a la casa de sus padres o planear una escapada corta con algunos amigos? No hay nada de malo en tomarse un tiempo libre para volver a extrañar a su pareja, ya que el espacio para respirar es muy importante en una relación. Si no puede despegar, reserve un tiempo para disfrutar de las cosas que le gusta hacer solo. [Leer: Grandes ideas para pasar un tiempo a solas]

No es culpa de su pareja que se sienta apretado. Hábleles al respecto y proponga pasar un día separados para hacer lo suyo. Diríjase al parque con un libro, dé un paseo en bicicleta, vaya de compras, vaya de pesca o juegue al golf. Solo haz algo solo antes de volverte loco y desquitarse con tu pobre socio.

Aunque hay un montón de problemas que las parejas que viven juntas tienen que aguantar, tenga en cuenta que hay muchas cosas maravillosas de vivir juntas que vienen con el territorio. La compañía y el amor son dos de las principales cosas que puedes disfrutar cuando tienes a tu pareja a tu lado todos los días.
[Leer: 8 grandes desventajas de mudarse de las que nadie quiere hablar]

La próxima vez que te enojes, ten paciencia y mira las cosas desde su perspectiva. Descubrirás que, sin importar el obstáculo, podrás superar los problemas comunes de la convivencia si trabajas en equipo.

¿Le gustó lo que acaba de leer? Dale me gusta y te lo prometemos, seremos tu amuleto de la suerte para una hermosa vida amorosa.

Lianne Choo

Nacida en Singapur y criada en Malasia de padres multirraciales, Lianne es una autoproclamada adicta a los viajes y la comida. Habiendo viajado mucho por el mundo ...
Sigue a Lianne en

DISCUSIÓN

2 pensamientos sobre "6 problemas comunes que enfrentan las parejas que viven juntas"

  1. Rosieg dice:

    Vivir juntos requiere mucho trabajo en mi opinión y es una decisión tan grande que dejo de hacerlo. Tengo este problema de privacidad, me gusta el mío y no quiero a nadie en mi negocio. Me gusta guardarme las cosas para mí, tener tiempo para mí y confiar en mí mismo. Cuando vivo con alguien, especialmente cuando no es una decisión seria, esta es la decisión del amor de mi vida, puedo volverme distante y egoísta. Es difícil compartir responsabilidades, finanzas y respetarnos unos a otros. Me costó mucho aceptar los defectos e incluso me volví muy quisquilloso. Ni siquiera me reconocía a mí misma y sabía que tenía que hacer que él se mudara y creciera un poco más hasta una madurez que sería una mejor novia y compañera de casa.

  2. Trainor dice:

    Hay muchos problemas que enfrentarán al vivir juntos, pero eso no significa que no valga la pena superar esos problemas juntos. Quiero decir, sería difícil al principio tratar de vivir juntos, pero solo sería más fácil todos los días si realmente trabajan duro juntos. Realmente requerirá mucho esfuerzo, pero vale la pena. No puedo expresar cuánto amor tengo por mi pareja en este momento, lo que comenzó muy duro cuando vivimos juntos por primera vez. Llevamos 4 años juntos antes de que decidiéramos vivir juntos. El primer año de vivir juntos fue horrible, sentí que quería romper con ella en los primeros meses, pero luego me di cuenta de que debería ser así de difícil al principio, pero eso no significa que no vaya a ser más fácil. . Tenía razón, se hizo más fácil con el tiempo y mi novia también sintió lo mismo. Nos llevamos mejor y vivir juntos fue finalmente la mejor decisión que hemos tomado y no nos arrepentimos. Tenemos tanto dinero ahorrado porque vivimos juntos y compartimos el alquiler, la comida, las facturas, todo. Es realmente asombroso y realmente recomiendo vivir con tu pareja para que puedas ser económico y al mismo tiempo mejorar realmente tu relación. Llevamos 2 años y medio viviendo juntos y solo mejora cada día. Las peleas frecuentes son normales al principio cuando intentas vivir juntos por primera vez, pero a través de conversaciones constantes y tratando de resolver problemas juntos, parecería muy fácil a largo plazo. Créanme en esto, chicos.

Deja una respuesta